Cómo solicitar la reducción de jornada por cuidado de un hijo

reduccion de jornada por cuidado de hijos

La llegada de un bebé empuja a muchas familias a solicitar la reducción de jornada por cuidado de un hijo. El ritmo de vida actual, una crianza vivida en relativa soledad o, simplemente, el deseo de estar presentes en los cuidados familiares desembocan en una solicitud que no siempre es bien recibida en las empresas privadas. Te contamos todo lo que debes saber para solicitar en tu empresa la reducción de jornada por cuidado de un hijo, un derecho laboral que puede facilitar en gran medida la organización familiar.

Para muchas familias la única forma de poder montar el puzzle de horarios que supone el trabajo, la casa y los hijos es solicitar una reducción de jornada. Esto, que es un derecho de todos los trabajadores, como bien nos recuerda el Estatuto de los Trabajadores, no siempre es bien recibido por parte de algunas empresas privadas. Por ello, lo fundamental es tener información antes de tramitar la solicitud para evitarnos sorpresas desagradables.

¿Quién puede solicitar una reducción de jornada por cuidado de un hijo?

cuidado de hijosEn España, por norma general, es la madre quien reduce la jornada laboral. Sin embargo, y pese a que éste es un derecho que engloba tanto a trabajadores como a trabajadores, se sigue viendo como algo “raro” o fuera de lo “normal” que sean los padres los que ejerzan ese derecho. Eso sí, si habéis decidido solicitar la reducción de jornada debéis saber que sólo se puede solicitar en los siguientes casos:

  • Personas que tengan a su cuidado directo a hijos menores de 12 años.
  • Personas que tengan a su cuidado directo a hijos con discapacidad física, psíquica o sensorial siempre que éstos no desempeñen una actividad remunerada.

Hasta el pasado 21 de diciembre de 2013 la reducción de jornada por cuidado de un hijo era sólo válido hasta los 8 años. Tras la aprobación en dicha fecha del Real Decreto 16/2013 se amplió hasta los 12 años.

Esta reducción de la jornada por cuidado de hijo es distinta a la que se tiene derecho en caso de hospitalización de un hijo prematuro o por cuidado directo a un hijo menor de 18 afectado por una enfermedad grave que requiera cuidados permanentes; éstos últimos deben saber que la Seguridad Social concede una prestación económica que compense la reducción de salario.

hijos prematuros

¿Qué debemos saber si vamos a reducir la jornada?

  • Debemos avisar a la empresa con 15 días de antelación o, en su defecto, el tiempo que determine el convenio colectivo correspondiente.
  • La reducción de jornada por cuidado de un hijo debe ser como mínimo de un octavo.
  • No se puede reducir más de la mitad de la jornada.
  • Junto a la jornada laboral también se reduce de forma proporcional el salario. Esa reducción afecta tanto al salario base como a los complementos salariales que estén marcados en la nómina.
  • La persona que solicita este derecho  puede decidir tanto el horario, siempre que esté dentro del que ya realizaba, como la duración del período de la reducción, siempre que la finalización sea antes de que el hijo cumpla los 12 años.
  • Pese a que la reducción de jornada un derecho individual si dos trabajadores de la misma empresa piden la reducción para cuidar al mismo hijo, la empresa puede negarse si tiene razones de peso que justifiquen que dicha reducción afectaría al funcionamiento de la empresa.

despido por solicitar reduccion de jornada

Cómo solicitar la reducción de jornada

La reducción de jornada por cuidado de un hijo menor de 12 años es para muchos la única forma de conciliar debido a la ausencia de verdaderas políticas de conciliación. Un cambio del modelo productivo, el fin del presencialismo y la implantación de horarios racionales o la concienciación acerca de la importancia de los cuidados son algunas de las cuestiones que, llevadas a cabo, mejorarían enormemente la calidad de vida de los trabajadores españoles. Hasta que llegue este momento, para reducir la jornada debemos básicamente debemos redactar una solicitud que contenga la fecha de inicio y fin de la reducción, el porcentaje de la misma así como el horario que se va a realizar:

  • Debemos redactar un documento en el que se precise la fecha en que se iniciará y se finalizará nuestro derecho a la reducción de jornada. Siempre hay que tener en cuenta que debe finalizar antes de que el hijo cumpla los 12 años. Si la fecha de finalización va a variar durante el disfrute del derecho, ese cambio deberá avisarse también con 15 días de antelación.
  • Se debe indicar cuánto se va a reducir la jornada laboral; siendo como mínimo un octavo del total y un máximo de la mitad y dicha reducción así como la elección del horario debe establecerse dentro de la jornada habitual del solicitante. Por ejemplo, si quien va a reducir la jornada trabaja de 9.00 a 18.00, sólo podrá solicitar reducir la jornada dentro de ese horario; salvo que el Convenio Colectivo de la empresa marque algo diferente.
  • El documento debe presentarse con una antelación de 15 días a la fecha prevista de entrada en funcionamiento. Algunos Convenios pueden establecer otros plazos, por lo que habría que consultarlo antes.
  • Si queremos asegurarnos de que la empresa recibe la carta, o tememos que puedan despedirnos por ello, lo más recomendable es mandarla a través de burofax para garantizarnos que el documento va a llegar de forma segura a su destino.

En el caso de despido a un trabajador con reducción de jornada, éstos tienen una protección especial. Además, la indemnización que se le daría al trabajador despedido se tiene que calcular en base al salario completo sin la reducción de jornada.

Información útil:

¿Os ha parecido interesante saber cómo solicitar la reducción de jornada por cuidado de un hijo?

× ¿Cómo podemos ayudarte?