#GratisNoTrabajo, la campaña de la APM por un trabajo digno

gratis no trabajo

#GratisNoTrabajo

El lunes la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) denunciaba en Twitter una oferta de trabajo en la que se buscaba un licenciado en Periodismo para redactar artículos de 800 palabras, lo que viene siendo un folio y medio de Word, por el módico precio de 5 euros. Bajo el hashtag #gratisnotrabajo la APM denunciaba este tipo de prácticas y se ha mostrado dispuesta a trabajar para que este tipo de cosas no ocurran y se dignifique el trabajo del periodista.

Desconocemos el nombre de esta empresa que, por lo visto, argumentaba que se trataba de un puesto estable de “larga duración”, entre los maravillosos beneficios que el periodista recibía por semejante trabajo. El profesional solicitado comenzaría escribiendo dos textos semanales, lo que viene siendo 40 euros al mes.

Este caso no es nuevo. El HT #GratisNoTrabajo lleva utilizándose años en las redes sociales, llegando a ser Trendig Topic en 2011, y somos muchos los profesionales del periodismo que pedimos que se dignifique la profesión y que se denuncie a las empresas que ofrecen puestos de trabajo a licenciados o becarios sin remuneración o con unos salarios irrisorios.

Sin ir más lejos, podemos recordar el caso de la periodista Azahara Cano que denunció al Grupo Novodistribuciones S.L. por ofrecer 0,75 euros por cada artículo entregado de no menos de 800 palabras. De esto hace ya cinco años y, por lo que podemos comprobar, la profesión periodística sigue siendo lapidada por ofertas de este tipo. Tras este caso, hemos conocido prácticamente a diario desde entonces, quejas, luchas y denuncias tanto de becarios como de licenciados para dignificar un oficio demasiado denostado.

La dignidad del trabajo del periodista

El periodismo no está valorado. Y esto es una realidad. La irrupción de las nuevas tecnologías, unido a la falta de reinvención de la mayoría de los grandes medios y a la democratización del acceso a la publicación de información gracias a Internet han convertido al periodismo en una profesión que “todos pueden hacer”. Al menos, esa es la teoría porque en realidad detrás de un periodista hay varios años de formación y muchos más de trabajo y aprendizaje.

Dignificar el trabajo del periodista empieza en los propios medios de comunicación, en sus contratos abusivos y en sus salarios; salarios que están muy por debajo de su valor real pero que la mayoría acepta por miedo a un despido inminente.

Becarios y recuperación económica

Pero los estudiantes de periodismo no son los únicos afectados por esta lacra del trabajo gratis. Según un informe reciente de la Comisión Europea ni más ni menos que un 61% de los alumnos en prácticas no recibe remuneración. Estamos hablando de prácticas que, en muchos casos, vienen a suplir un puesto de trabajo. De hecho, se sabe que hay empresas que incumplen sistemáticamente las condiciones laborales de sus trabajadores ya sea con sueldos muy inferiores a su valor real, a horas extras sin remunerar y obligatorias, etc.

Leíamos el pasado 30 de marzo un interesante artículo en el diario El Mundo titulado “El número de becarios aumenta un 350% con la ‘recuperación'”. En el texto se advertía de que si bien el número de becarios que trabajan bajo un convenio entre universidad y empresa había crecido un 350% en solo dos años (de 20.000 en 2013 a 70.000 en 2015), según los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, esas cifras excluían a los alumnos con una beca no remunerada. Por lo tanto, las cifras pueden llegar a ser muy superiores.

Ante esta explotación y abuso, se han iniciado diversas campañas por parte de los estudiantes. Sin ir más lejos, recientemente los becarios de la UCM han iniciado un Change.org para exigir que se dignifique su trabajo y se remuneren las prácticas.

En este sentido la Asamblea General de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) acaba de aprobar una resolución para solicitar a los grupos parlamentarios que trabajen para modificar la actual regulación de las prácticas académicas de los estudiantes universitarios con el fin de que sean remuneradas. Habrá que esperar para ver si esto queda en papel mojado o, por lo contrario, comenzamos a ver brotes verdes reales para la profesión periodística.

¿Qué pensáis vosotros del #GratisNoTrabajo? ¿Es el periodismo una profesión valorada? ¿Es necesario regular de alguna forma el trabajo periodístico para que no ocurran este tipo de cosas?

 

× ¿Cómo podemos ayudarte?