Padres emprendedores: Otanana.com

padres emprendedores - otanana

Quienes son padres emprendedores saben lo difícil que puede llegar a ser arrancar un negocio con niños de por medio pero no hay nada más gratificante. Hablamos con Ruth Cañadas de Otanana.com para conocer su experiencia.

Pregunta obligada: ¿Cómo y cuándo surge la idea de crear Otanana?
Otanana surge de las ganas de compartir mi experiencia con el uso de signos con mi primer hijo. Cuando él tenía apenas 6 meses empezamos a usar signos para mejorar la comunicación viendo un resultado muy positivo. La idea empezó a tomar forma en mi cabeza y tras superar varios bloqueos decidí compartir mi vivencia para llegar a más familias.

¿Qué ofrece Otanana.com?
En Otanana puedes encontrar principalmente:
Textos y vídeos sobre comunicación con signos para bebés.
– Un blog, donde escribo sobre maternidad consciente, sobre todo.
Libros y cuentos infantiles recomendados, clasificados por etiquetas, y con una reseña propia.
– Un apartado de próximos eventos y otra con mis servicios, como doula y con los talleres que imparto sobre comunicación con signos para bebés y peques.
He querido aunar todos mis conocimientos en la web. Poco a poco iré integrando mis nuevos descubrimientos, habiendo pasado siempre por mi experiencia. Llevo casi 2 años sumergida en el mundo del Rebirthing. Ahora me estoy formando en ello. También estoy haciendo la formación en Pedagogía Vivencial. Me imagino que, de una manera u otra, acabaré volcando la información de mi experiencia en la web.

Ruth-Canadas-Otanana

¿Por qué una web en la que enseñar a los padres a signar?
Porque me parece que la comunicación está presente en nuestra vida desde el principio, pero sólo le empezamos a prestar atención a partir de que el peque empieza a hablar. Esto no ocurre hasta que tiene 2 años, más o menos. En todo ese tiempo, el bebé nos puede comunicar muchísimas cosas. Me parece un error no prestar atención a esto hasta tan tarde. Vivimos en una sociedad adultocentrista que infravalora bastante las capacidades de los niños. A mí me parece un tesoro escuchar lo que nos tienen que decir desde el principio. Es en esos pequeños momentos cuando me he dado cuenta de las grandes capacidades que tienen, de su capacidad de expresión y comprensión, de su humor y de cómo ven el mundo a través de sus ojos, que, por cierto, a veces, es muy diferente al nuestro y donde yo veo un perro mi hija puede ver una vaca.

¿Se consigue conciliar emprendiendo?
Bueno, es una pregunta difícil porque depende mucho de qué tipo de emprendimiento lleves a cabo. En mi caso, no es que consiguiera conciliar. Más bien es que me he buscado las tuercas para trabajar en lo que quiero y como quiero y lo he hecho porque he tenido el apoyo logístico incondicional de mi pareja, si no no me habría sido, ni me sería, posible. Empecé creando Otanana porque me permitía seguir con mis hijos en casa. Escribía y grababa los vídeos con la ayuda de mi chico mientras ellos dormían, por ejemplo. Es algo que no cambio por nada: el haber podido estar disponible y presente para mis peques cuando se despertaban. De todas formas la conciliación en España para mí no es muy real. No se puede conciliar cuando tienes que trabajar 8 horas al día. Es difícil conciliar, incluso con jornada intensiva. La conciliación tiene que estar ligada a un apoyo económico y social a las familias por parte de las administraciones y eso aquí no suele pasar. Se habla de conciliación desde el punto de vista de la persona adulta. Porque conciliar en este país pasa por tener que separarte de tu bebé en edades muy tempranas. El bebé lo que necesita es estar pegado a su figura de apego todo el rato y no tener que dejarla no sé cuántas horas al día, que es una eternidad. Conozco a mujeres que consiguen conciliar, llevándose a sus bebés consigo, a sus talleres, a sus conferencias, a sus locales… Aún así dista mucho de lo que debería ser una conciliación real, con total apoyo estatal y estamos bastante lejos de Noruega, el paraíso de la conciliación.

¿Cómo ha sido la evolución de tu negocio?
Realmente no considero Otanana como un negocio, aunque obtenga algo de ingresos. Quizás simplemente sea porque la palabra negocio ya está demasiado relacionada con la parte negativa, el hacer dinero solo pensando en la rentabilidad. La cosa es que a mí me rechina. Para mí Otanana es un proyecto de vida. Primero empecé difundiendo este método de manera gratuita, a través de la web, para que todo el mundo tuviera acceso a él. Poco a poco empecé a dar talleres individuales, grupales, presenciales y online. Ahí es donde comencé mi pequeño proyecto de autoempleo. Más tarde incorporé mis servicios como doula y asesora de lactancia. Otanana irá creciendo según yo lo vaya haciendo.

otanana

Emprender no es fácil nunca pero, ¿crees que es fácil emprender en España?
A mí no me lo parece. La cuota de autónomos, por ejemplo, es altísima y no tiene grandes ventajas. En mi caso no he optado por pedir ayudas. La verdad es que el poco tiempo que tenía al principio lo invertía en plasmar mis ideas y hacerlas realidad ya. No me ha dado por escribir proyectos, aunque no lo descarto. He preferido ir despacito y aunque a veces no ha sido rentable económicamente, me ha dado satisfacciones de otro tipo.

Tras el camino recorrido. ¿ha merecido la pena el esfuerzo o te replantearías tus proyectos laborales?
Para mi está siendo una experiencia muy positiva. Es como si estuviera construyendo mi propio puesto de trabajo. Yo soy la que va tomando las decisiones y la que pone sus prioridades encima de la mesa. Además me encanta hacer lo que hago. Es como si estuviera sembrando una semilla que fuera creciendo y creciendo para dar más semillas.

Desde tu experiencia, ¿animarías a otros padres a emprender?
Si sienten que quieren hacer algo, y pueden hacerlo, les animaría. Yo he podido porque me lo ha permitido nuestra economía familiar, mis ahorros y el apoyo de mi pareja. Pero no sólo por eso. También he podido porque he vencido miedos y superado bloqueos, porque creo en esto, porque creo que nuestro empleo puede no ser sólo alimenticio sino también ayudar a mejorar la sociedad, etc. Emprender implica trabajarse mucho una misma. Me viene a la cabeza una frase de mi amiga Hana: “Por favor, no dejes tu trabajo para emprender”.

¿Qué echas de menos por parte de las instituciones como emprendedora?
Visibilización, reconocimiento, ayudas y facilidades. Antes había una ayuda que justo quitaron cuando yo empecé. Te pagaban el primer año de autónomos después de dar a luz. Me parece que cosas así ayudan porque emprender cuando tienes que hacer una inversión grande es bastante inviable. Ese tipo de ayudas sirven para buscar otras alternativas de autoempleo y así no entrar de lleno al mercado laboral deshumanizador.

¿Qué medidas de conciliación propondrías?
La que para mí es más importante es la ampliación de la baja por maternidad. Creo que lo ideal sería poder estar con tus hijos los 2 primeros años de vida, mínimo, cobrando una ayuda que te permita estar centrada en la crianza. A partir de los 2 años, esa ayuda podía ser ampliable al tercer año o quizás se podría pedir acumulada para poder invertirla en un proyecto. En Noruega, la ley otorga a la madre 46 semanas de baja con el 100% del sueldo, o de 56 semanas con el 80%, además de reservar 10, o creo que ya son 12 semanas, solo para el padre. Además, se otorga a las familias una prestación económica de 125 euros al mes por hijo, hasta que cumpla 18 años. Todo lo que nos podamos acercar a este tipo de implicación en la crianza por parte de la administración me parece positivo para la madre, para el bebé y para la sociedad.

¿Hasta qué punto consideras que las redes sociales son una herramienta de trabajo útil en la comunicación de tu empresa?
En mi caso las redes sociales me han ayudado mucho. A través de ellas he podido llegar a mucha gente de todo el mundo.

¿Crees que las redes sociales pueden ser más importantes, si cabe, para las pequeñas empresas?
Pues no lo sé, la verdad. Puede que sí. Quizás la atención es más personalizada en las pequeñas empresas porque se quiere cuidar al cliente. Aunque me imagino que hay grandes empresas que también tienen una atención plena en cuidar esa parte.

¿Qué herramientas de comunicación usáis para Otanana.com?
Redes sociales, blogs, mailing y tarjetas o folletos de presentación. Y aparte las tradicionales: boca a boca, carteles… También algunas que yo no uso mucho pero que la gente sí, como whatsapp o foros.

¿Por dónde pasa el futuro de Otanana.com?
El futuro cercano es publicar un libro. Este otoño saldrá a la venta “Manos que cuentan. Manual de comunicación con signos para bebés y niños”, de la Editorial Ob Stare. Seguiré dando talleres en Madrid y mi intención es viajar más y hacer talleres presenciales por más sitios de España. Ya tengo algunos programados. Para más adelante tengo en mente proyectos nuevos, de momento relacionados con la lengua de signos y el mundo de la maternidad, pero eso todavía esta en fase de creación.

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo podemos ayudarte?