‘Más solas que nunca’, un informe sobre pobreza infantil en familias monomarentales

mas-solas-que-nunca

La ONG Save the Children presenta un interesante informe sobre pobreza infantil en familias monomarentales

“Yo sólo quiero lo mejor para mis hijos”. Esto es algo que todas las familias del mundo desean. Sin embargo, en el caso de las familias monomarentales ese deseo se complica debido a la situación en la que viven.

En ‘Más solas que nunca’ la organización no gubernamental Save The Children analiza la situación de las familias monomarentales en España. Familias vulnerables que necesitan medidas de protección por parte de los gobiernos.

“En España hay 1.754.000 hogares formados por una madre o un padre con sus hijos. El 82% de ellos los encabeza una mujer, son las conocidas como familias monomarentales. En estas familias más de la mitad de los niños viven en situación de pobreza, una realidad que se agrava debido a la situación particular que, por su condición de madres solas, viven estas familias”, asegura el informe.

Familias monomarentales, las grandes olvidadas

Cuando se habla de familias monoparentales hay que tener en cuenta que, en España, el 82% de esas familias tienen a una mujer al frente, motivo por el cual, y según explican desde Save The Children, “se hace imprescindible abordar esta situación con un enfoque de género que permita una mejor identificación de los factores de exclusión”. 

familias-monomarentales

Y es que, los hogares monomarentales son los que soportan las tasas más altas de pobreza infantil. Además, la falta de oportunidades laborales, la imposibilidad de conciliar, en el caso de que tengan empleo, y la dificultad para pagar la vivienda (y los gastos derivados del día a día) les condicionan especialmente. Según datos del informe presentado por Save The Children el 52% de esas mujeres están en paro, lo que afecta a 3 de cada 4 niños, una situación que no mejora cuando la madre trabaja: “aunque trabaje, más de la mitad de los niños sigue estando en situación de pobreza.”

La salud y la educación también se ven afectadas en estas familias ya que los recursos que pueden destinar a ello son muy limitados o inexistentes. Algo tan sencillo como comprar unas gafas a sus hijos se convierte en un imposible para muchos de esas madres: “El 21% de estos niños no puede permitirse tener unas gafas”.

En este contexto las redes de apoyo se hacen imprescindibles para que estas mujeres puedan sostenerse económica y psicológicamente. Lamentablemente no todas disponen de esa ayuda: “El 36% de las madres en hogares monomarentales afirma que no puede contar con nadie cuando le surge un problema.”

Medidas urgentes

Desde Save The Children se reclama a los poderes públicos que adopten medidas sociales concretas (y reales) que permitan a esas mujeres sacar adelante a sus hijos. “Es necesario que se aumente la inversión pública en España en políticas de protección social a la infancia, que actualmente (1,4%) es netamente inferior a la media de la UE28 (2,2%), para alcanzar el objetivo marcado por la Unión Europea (UE) de reducir como mínimo en veinte millones el número de personas en situación de pobreza y exclusión social para el 2020”, recomienda el informe.

Entre las soluciones que plantea Save The Children estaría que se amplíe la deducción por maternidad para madres solas en riesgo de exclusión con menores de tres años a su cargo, que se amplíe el permiso de maternidad hasta un año, crear una prestación por maternidad no contributiva para madres en activo sin recursos que no hayan trabajado nunca o proteger a los niños frente a desahucios y desalojos por ley, entre otras.

× ¿Cómo podemos ayudarte?